viernes, 2 de noviembre de 2018

#OPINIÓN - Los Presupuestos Participativos siguen hacia adelante

Dicen las malas lenguas que los Presupuestos Participativos de este año se han suspendido. Atónito ante tal afirmación no me demoré en averiguar si era cierto lo que se comentaba (aunque ya sabía este que les escribe que, al menos, se trataba de una tergiversación). Y evidentemente, no se ha cancelado o suspendido nada. El Consejo Vecinal sigue trabajando en los correspondientes cauces para que, las medidas que los vecinos trasladaron en la Asamblea de Presupuestos Participativos, sean una realidad. En este mismo momento, van a ser los técnicos municipales quienes corroboren la viabilidad y el coste que van a conllevar las medidas más votadas por los benidormenses. Pero empecemos por el principio. 

Un servidor pudo, de primera mano, observar como el Centro Social Llorca Linares se abarrotaba de gente para presentar y votar las medidas de este año en la Asamblea. En resumidas cuentas, récord absoluto de asistencia y de número de propuestas presentadas: un total de ciento catorce; setenta y ocho registradas previamente en el plazo marcado y otras treinta y seis presentadas in situ en la propia Asamblea. Finalmente, una vez terminada dicha congregación de ciudadanos, más tarde, la Comisión Mixta compuesta por vecinos y la Comisión de Presupuestos del Consejo Vecinal aglutinaron qué medidas cumplían con el Autorreglamento de Presupuestos Participativos del 2019, y cuáles no. Y aquí viene la polémica estéril, y por ende, la tergiversación que les comentaba con anterioridad. 

Una de las medidas desestimadas, fue la instalación de cámaras de video vigilancia en la zona del ya conocido Playmon F. Aquellos que presentaron dicha propuesta y aquellos que movieron los hilos en las sombras para que otros la presentaran en su nombre, han puesto en el grito en el cielo. Afirman que los Presupuestos Participativos han sido suspendidos, cuando no es así. Es de fácil explicación. Primero, hay que tener en cuenta que estos Presupuestos Participativos tienen un fin de inversión, concretamente de medio millón de euros, y que en la zona donde pretendían instalar las cámaras ya se va a efectuar una inversión de calado gracias al proyecto EDUSI, y por tanto, no cabe la posibilidad de hacer coincidir inversión alguna como bien especifica el Autorreglamento de Presupuestos Participativos. Por otro lado, la propuesta fue presentada in voce, pero sin alegar pretexto o motivo alguno que justificara el no haberla registrado en tiempo y forma; así que concretamente, esta propuesta se desestimó. Al igual que otras once más que incumplían el mencionado Autorreglamento. 

No digo, ni tampoco lo dice el Consejo Vecinal, que las propuestas desestimadas o concretamente la de las cámaras de vigilancia sean superfluas e innecesarias, para nada, más bien todo lo contrario. Pero hay que seguir la senda del cauce legal y las pautas que rige el Autorreglamento, por muy loables y necesarias que sean las medidas que quieren los vecinos. 

Evidentemente, entrando aún más en materia, la zona del Playmon F necesita una remodelación de principio a fin. La situación del edificio es insostenible, pero hay que tener en cuenta que la solución no la tiene ni el Consejo Vecinal ni sus Presupuestos Participativos. Hay demasiados factores y protagonistas en dicho problema como para subsanarlo tan fácilmente con la instalación de unas cámaras de vigilancia. Hace falta mucha voluntad política para resolver el entuerto y cuantiosa inversión, cosa que al menos esta última consideración se está llevando a cabo. 

Así que como ven, la falacia de que los Presupuestos Participativos han sido suspendidos es más que evidente. Se han desestimado aquellas medidas que no se basaban en el Autorreglamento de Presupuestos Participativos. Ahora, concretamente cincuenta y tres propuestas están a la espera de poder materializarse siempre y cuando los técnicos verifiquen la viabilidad de los proyectos y hasta donde llegue el presupuesto de medio millón de euros. 

Para finalizar, me gustaría dejar un apunte y reflexión para todos ustedes. Qué casualidad que ahora que falta medio año para elecciones, casualmente, ciertas personas que van a dar el salto a la política municipal se preocupen, ahora y no antes, de la coyuntura que arrastra el Playmon F desde hace muchísimos años. Qué casualidad. Una vez más, los políticos o futuros políticos, quieren aprovecharse de la situación de los más desamparados, como no, a la espera de que el día de mañana estos votos acaben en su partido. 

Todo para el pueblo, pero sin el pueblo…

Rodrigo Quesada / @Quesadacid
Publicar un comentario